150 ultimas

X FECHAS

Imagenes panoramicas

EXTRAORDINARIO TRABAJO DE Imagenes panoramicas interactivas. - He seleccionado solo las del BIERZO En la pagina de sus autores puedes ver una coleccion completa rottodigital.com
Los Ancares
Arqueología industrial
El Bierzo
Burbia
Hayedo de Busmayor
Camino de Santiago
Monasterio de Carracedo
Herrería de Compludo
Castillo de Cornatel
Las Médulas
Monasterio de Montes
Peñalba
Ponferrada
Vega de Valcarce
Villafranca del Bierzo

ENLACES


> Que es RSS ??

+ vistas

varios


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

varios

De TeeB

Cascada de Lagualta

Cascada de Lagualta

Introducción

            La cascada de Lagualta es un hermoso salto de agua en la Sierra de Noceda, estribaciones de la Sierra de Gistredo. El itinerario que vamos a describir es el mismo, aunque en sentido contrario, al que con el título: Ruta de las Fuentes Curativas, Mirador y Cataratas de “Las Peñas de Lagualta”, recomienda el Centro de Iniciativas Turísticas de Noceda del Bierzo, se encuentra admirablemente señalizado, y entregan folletos explicativos en el Ayuntamiento de Noceda. Naturalmente, cada uno tenemos nuestras razones, puede realizarse en el sentido que ellos recomiendan: solo hay que empezar a leer por el final.  

Aproximación.  

            El Itinerario comienza al final del pueblo de Noceda por lo que desde Bembibre, se sigue la carretera de Noceda. A la entrada del pueblo es aconsejable tomar el desvío hacia Toreno, que hace de ronda exterior del primer barrio, y en el cruce siguiente, después de sobrepasar las instalaciones del polideportivo, volver a entrar en el pueblo. Seguiremos pueblo arriba, a nuestra izquierda, hasta entrar en el barrio de arriba. Llegaremos a una plazoleta con ermita y fuente, en la que podemos dejar el coche.  

Ruta

Itinerario.  

            Al final de la plaza salen dos calles: una baja hacia el río y la otra sube ligeramente. Tomaremos esta última que nos sacará del pueblo y, casi sin enterarnos, nos encontraremos en un camino entre prados. Encontraremos la primera señal que nos permite optar entre pasar por la Fuente del Rubio o por la Fuente Mía. Cualquiera de los dos caminos es válido, aunque es más cómodo el último. Cruzaremos el río en dos lugares por rústicos pontones y, siguiendo las indicaciones pasaremos, ya en franca subida, por un lugar que fue losera: es decir el lugar donde se arrancaban las piedras que servían para cubrir las casas. Por un agradable bosque llegamos a la parte inferior de las cascadas de Lagualta. Para llegar a la base de la cascada superior hemos de subir algo más y luego de pasar un resalte a nuestra izquierda, volver a descender por las rocas. Si continuamos la ascensión, subiremos a las Peñas de Lagualta, que son un espléndido mirador sobre el pueblo. Si el caminar ha sido normal, habremos empleado una hora y media en llegar hasta aquí. Si hemos sentido curiosidad por observar detenidamente alguna cosa, aumentemos el tiempo a nuestra voluntad.  

Descenso.  

            Podemos regresar por el mismo camino, pero es mejor que continuemos hacia arriba por un senderillo, hasta encontrar un camino que hemos de tomar a nuestra derecha para bajar hasta el río. Si lo tomamos a la izquierda nos conducirá a la cumbre de la sierra. Al llegar a la parte más baja, donde se encuentran dos ríos, las señales nos indican que hemos de cruzar uno, de manera que nos situemos en la margen derecha del río. Estamos en “La Ferrería” y por un sendero bien marcado, continuamos bajando entre el estruendo que nos llega del río, desviándonos a la Fuente de La salud y a la de La Azufre. Al lado de esta veremos una bonita cascada. Hay otras más arriba, pero no es fácil llegar a ellas.

            Siguiendo el sendero, llegaremos a un camino que nos conducirá, en cualquier caso, a la parte alta del pueblo y, después de cruzar el río por un puente, a la plazoleta donde hemos dejado el coche. En bajar emplearemos poco menos de otra hora y media.  

Observaciones

Paisaje.  

            En los alrededores de Noceda hay varios castros que se hacen notar en el paisaje. En uno de ellos apareció el Ídolo de Noceda, de 2.000 años antes de nuestra era, que ha merecido ser expuesto, en lugar de honor, en el Museo Arqueológico Nacional.

            El recorrido comienza entre choperas y prosigue entre robledales a la vera de idílicos arroyos. Impresionante la Cascada de Lagualta, aunque de escaso caudal y estiaje muy marcado. Curiosas fuentes ferruginosas. Bonitas cascadas en “La Ferrería”.  

Fauna.  

            Hay jabalí y corzo. Es posible ver alguna ardilla. Los arrendajos siempre se presentan alborotando. Abundan los ratoneros.  

Flora.  

            Buenos bosques de roble melojo e híbridos. Abunda el acebo y hay algún serbal de cazadores. En el bosque hay azucena silvestre e iris.  

Riesgos.  

            No es un recorrido de mucho riesgo pero conviene prestar atención al recorrido en las inmediaciones de la Cascada de Lagualta ya que, por su pendiente, no son descartables las caídas. Hay que prestar atención a las cuerdas instaladas ya que, al ser de fibra natural, pueden estar alteradas y no ofrecer resistencia. También a los pontones de madera por si la putrefacción ha hecho mella en ellos y nos acompañan hasta el río.  

Mapas.  

            Mapa nº 127 del Instituto Geográfico Nacional a escala 1:50.000 o mapa nº 127-III del mismo Instituto a escala 1:25.000.



Ivo García Álvarez