150 ultimas

X FECHAS

Imagenes panoramicas

EXTRAORDINARIO TRABAJO DE Imagenes panoramicas interactivas. - He seleccionado solo las del BIERZO En la pagina de sus autores puedes ver una coleccion completa rottodigital.com
Los Ancares
Arqueología industrial
El Bierzo
Burbia
Hayedo de Busmayor
Camino de Santiago
Monasterio de Carracedo
Herrería de Compludo
Castillo de Cornatel
Las Médulas
Monasterio de Montes
Peñalba
Ponferrada
Vega de Valcarce
Villafranca del Bierzo

ENLACES


> Que es RSS ??

+ vistas

varios


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

varios

De TeeB

Peña Portillina

Peña Portillina

Introducción

            Peña Portillina con sus 1805 m. de altitud, no está entre los picos más altos de esta zona, pero sí entre los más impresionantes. Su vista desde Chano es realmente impactante y su ascenso no defrauda. Además, en sus faldas se encuentra uno de los dos únicos hayedos que podemos encontrar en El Bierzo. Se encuentra en el termino municipal de Peranzanes.  

Aproximación.  

            El itinerario comienza en el barrio de Prado del pueblo de Chano, en el Valle de Fornela. Para llegar a él hemos de ir hasta Fabero en donde tomaremos la carretera que sube por el valle del río Cúa en dirección al Valle de Fornela y Peranzanes. Por ella pasaremos al lado de Peranzanes y llegaremos hasta Chano. En la misma salida del pueblo encontramos un desvío hacia la izquierda por el que bajaremos hasta el río y lo cruzaremos para volver luego un poco valle abajo hasta el otro barrio de Chano, Prado, en donde aparcaremos.  

Ruta

Itinerario.  

            Cruzaremos el pueblo siguiendo en la misma dirección que la carretera por la que llegamos y seguiremos la pista que continúa. Pasaremos sobre el arroyo y, poco más adelante, giraremos hacia la derecha siguiendo el camino que parece seguir por el valle del arroyo arriba. Al llegar al arroyo volveremos sobre nuestra izquierda siguiendo el camino que se aleja del arroyo en lugar de continuar el que sigue valle arriba que nos servirá para el regreso. Al llegar a la loma que baja desde la sierra abandonaremos el camino y continuaremos por el senderillo que encara de frente la pendiente. Por él, siguiendo siempre la loma, llegaremos a la sierra en una cota al este de Peña Portillina, después de haber pasado por lo que parecen restos de un castro, probablemente de época prerromana. Solo nos queda seguir el cordal hacia el oeste, nuestra derecha, y alcanzaremos enseguida el vértice de Peña Portillina. Habremos empleado alrededor de dos horas.  

Otros itinerarios.  

            Es posible ascender a Peña Portillina subiendo por el arroyo del Carballalín, abandonando la carrera un poco por arriba del pueblo de Chano, por un caminillo que pasa al lado del afamado Castro de Chano, restos de un poblado prerromano.

            También es posible ascender a Peña Potillina siguiendo en su totalidad la pista por la que salimos del Barrio de Prado que después de un larguísimo recorrido que bordea la sierra, asciende hasta las inmediaciones del pico. Es más cómodo pero mucho más largo, por lo que solo estaría justificado si se piensa hacer la mayor parte del recorrido en coche o si precisamente se desea recorrer esa parte de la sierra.

            Poco más arriba de Chano, siguiendo la carretera, se llega al renombrado Castro de Chano. Es un poblado prerromano, excavado hace pocos años, y cuya visita parece imprescindible para quién sienta un poco de inquietud histórica.  

Descenso.  

            Podemos, naturalmente, realizarlo por el mismo itinerario que en la subida o por cualquiera de los citados pero, a pesar de que el camino está muy poblado por la maleza a causa de la falta de uso creo que la mejor opción es regresar siguiendo el curso del arroyo. A cambio de la dificultad nos permite recorrer en parte, o todo si lo deseamos, el bosque de hayas que constituye toda una reliquia en El Bierzo y nos hará sentir exploradores de lugares ignotos. Para ello descenderemos de Peña Portillina hacia el oeste, es decir, hacia el lado contrario a aquel por el que ascendimos. Llegaremos al collado y descenderemos por la ladera hacia nuestra derecha. Si deseamos entrar en el bosque de hayas por arriba para recorrerlo en su totalidad, bordearemos hacia la derecha bajo las peñas y, si solo pretendemos bordearlo descenderemos francamente la ladera por la línea de mayor pendiente hasta el fondo del valle. Siguiéndolo encontraremos un camino, que en tiempos debió haber sido bueno, por el que llegaremos al punto de partida después de haber pasado un intrincado bosque y abandonados prados y haber cruzado repetidas veces el arroyo. Emplearemos cerca de dos horas.  

Observaciones

Paisaje.  

            Es el típico paisaje de montaña con profundos valles. Los despeñaderos cuarcíticos del pico nos darán la impresión de tener una vista aérea del pueblo de Chano. En el descenso se cruza un bosque de cierta entidad.  

Fauna.  

            Es casi seguro que se verán corzos si el recorrido es un poco sigiloso. Hay jabalíes y zorros. Pueden verse perdices, conejos y liebres. Dicen que hay también osos y urogallos.  

Flora.

            Naturalmente lo más destacado, por ser en El Bierzo, es la existencia de hayas. Hay buenos sotos de avellanos y bosques de roble salpicados de acebos serbales, mostajos y arces.  

Riesgos.  

            En caso de tormenta, riesgo de caída de rayos en el cordal en las inmediaciones de la Peña acrecentado, si cabe, por la presencia de filones de mineral de hierro en la propia peña. Riesgo de caídas o torceduras de pie en las zonas de pendiente que es necesario recorrer sin sendero. Riesgo, en fin de encontrarse en zonas poco practicables, por culpa de la intrincada maleza, en el descenso por el abandono del camino que no implican pérdida pues siguiendo el reguero siempre llegaremos al punto de partida.  

Mapas.  

            Mapa nº 100 del Instituto Geográfico Nacional a escala 1:50.000 y mapas nos 100-III y 100-IV del mismo Instituto a escala 1:25.000.



Ivo García Álvarez