150 ultimas

X FECHAS

Imagenes panoramicas

EXTRAORDINARIO TRABAJO DE Imagenes panoramicas interactivas. - He seleccionado solo las del BIERZO En la pagina de sus autores puedes ver una coleccion completa rottodigital.com
Los Ancares
Arqueología industrial
El Bierzo
Burbia
Hayedo de Busmayor
Camino de Santiago
Monasterio de Carracedo
Herrería de Compludo
Castillo de Cornatel
Las Médulas
Monasterio de Montes
Peñalba
Ponferrada
Vega de Valcarce
Villafranca del Bierzo

ENLACES


> Que es RSS ??

+ vistas

varios


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

varios

De TeeB

PUEBLOS DEL BIEZO (IV): BERLANGA


PUEBLOS DEL BIEZO (IV): BERLANGA







    PUEBLOS DEL BIEZO (IV): BERLANGA
    EL PARAÍSO DE LA VEGETACIÓN 
    GENERALIDADES:
    Berlanga es un pueblo típico berciano, de la Comarca Fabero-Sil, ubicado a una distancia de 5 kms. de Vega de Espinareda y a 9 kms. de Toreno del Sil.
    Los monumentos más destacables son, fundamentalmente, de tipo religioso:
    • Motivo que rinde merecido homenaje a la ermita de San Pedro y San Juan.
    • La Iglesia de Langre, conjunto de una particular y extraordinaria belleza.
    • Iglesia de San Miguel.
    • Iglesia de Berlanga, de aspecto diferente y arquitectura popular.

    Su población, en descenso, era de 459 habitantes. A una altitud de 806 m. Sus vecinos son personas a las que les agrada “el buen vivir”: acogedoras, gustan de celebraciones como chocolatadas, cenas o banquetes de jabalí y sus incomparables magostos.
    Las fiestas tradicionales tienen lugar el día de San Pedro, para Berlanga del Bierzo. En Langre, el San Roque y en San Miguel, el Cristo.


    COSTUMBRES:
    Las costumbres están muy arraigadas: en la fiesta del Patrón, la Misa y el paseo por toda la localidad. Con los Santos, se realiza una especie de “procesión” por toda la parroquia que presiden. Su magosto es más que una costumbre, una obligación anual autoimpuesta. Se ha constituido hace años una Asociación, “Langara”, en la que figuran como asociados residentes en Berlanga, San Miguel y Langre.
    TURISMO:
    Se ha de mencionar una Casa Rural de prestigio, “El Caleyo”, en un entorno maravilloso. En toda la zona hay numerosas rutas de senderismo.
    Se dispone de una zona de acampada, bastante acondicionada.
    Hace poco relativamente, la Junta libró unos 30000 € para iniciar la redacción del proyecto de la II Fase del espacio de acampada en Berlanga del Bierzo. Se incluye en sus previsiones la construcción y adecuación de edificios dotacionales y la habilitación de un restaurante-cafetería. Esta actuación es consecuencia de un Acuerdo entre el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y la Administración autonómica. Se engloba en el Plan para la reactivación y promoción del desarrollo de las zonas de la minería del carbón.
    El deporte de aventura es una opción a potenciar: el último año se celebró una prueba puntuable para el Campeonato de Trial de Castilla y León, como exponente de las buenas condiciones que se dan (pistas naturales casi perfectas para los amantes de este deporte).



    HISTORIA:
    El origen se data en el asentamiento de una pequeña aldea protocelta, lo que determinó el topónimo “Berg” o ciudadela y Lágara o pedregal, relativo a área elevada. Posiblemente estos pobladores primitivos se repartirían entre varios castros, cercanos entre sí, y tal vez con un “couso” que les serviría para sus ritos y ceremonias tribales celtas.
    El único documento-carta fundacional lo hallamos en el año 918, encontrado en el Monasterio de San Andrés, de Vega de Espinareda.
    Ya, dando un pequeño salto, se pasa al S. XI (aproximadamente al 1020) y siguientes, en donde se convierte en una cabaña agrícola y ganadera, que surtía y dependía directamente del Monasterio de San Andrés, en Vega de Espinareda, que había sido fundado con unos 70 años de anterioridad. Nunca mejor dicho, “católicamente”, los aldeanos satisficieron su tributo cumplidamente.
    Durante ocho centurias, hasta mediados del pasado siglo, Berlanga dependió de los sucesivos abades del monasterio, desempeñando el papel de cabaña ganadera de éstos.
    Cuando en España desaparecieron los señoríos jurisdiccionales Berlanga se transformó en cabecera municipal, englobando a los núcleos de Castellanos, San Miguel de Langre, Langre, el Barrio de Langre, Ocero, así como Tombrío de Arriba. Estos dos últimos fueron llevando un futuro un tanto separado de su municipio de origen, hasta acabar segregándose.
    En aquellos tiempos, inaugurado el S. X, estas poblaciones se empeñaban en la agricultura y ganadería, en gran medida. Todo ello hasta la aparición de las primeras explotaciones aprovechables de carbón en 1917. Gracias a este gran empujón económico, estos pueblos pudieron moderrnizarse hasta lograr lo que son en la actualidad.
    El descubrimiento y puesta en explotación de los yacimientos ricos en carbón antracitero fue lo que consiguió que Fabero y su Comarca tuvieran un exponencial avance. En la villa de Fabero, en 1917, comenzó a extraerse el apreciado mineral de las minas conocidas y bautizadas como “Julias” y, tres años posteriormente, se puso en funcionamiento la mina “Alicia”. Ésta, al igual que la denominada “Lilli Lumera”, en 1935 se integraron, siendo adquiridas por Diego Pérez (que constituiría a partir de ellas la Empresa Antracitas de Fabero, S.A.).
    Ahora, se está intentando superar “la crisis del carbón” con la diversificación hacia el turismo, entre otras alternativas. Se están restaurando varias casas antiguas con objeto de dedicarlas a turismo rural. Berlanga es el ejemplo de municipio de “cuenca minera” que no se resigna, acometiendo diversos proyectos y actividades, con la voluntad, dinamismo y capacidad de emprender de sus gentes.
    El turismo rural no es la única salida: de este modo, este año ya se han abierto y puesto en servicio tanto el camping como las flamantes piscinas municipales. Para alcanzar estos equipamientos hay que recorrer una calle, algo empinada, admirando un todo de castaños y las vistas panorámicas únicas de la localidad.
    Con el incremento de plazas hoteleras, Berlanga piensa que en el sector turístico tiene un camino adecuado para su relanzamiento.



    PROYECTOS EN EL ÁMBITO NATURAL:
    El Centro de Interpretación de la Castaña ya tiene cierta fama, si bien todavía le falta algo de labor promocional. Estos árboles han sido, desde siempre, los mejores amigos de la gente del campo y del rural: fuente de recursos incontables para los habitantes de cada lugar. En este Centro-Museo se pueden conocer amenamente las cualidades botánicas y ecológicas del castaño como autóctono, los productos y subproductos que su aprovechamiento permitía- con una buena serie de instrumentos, herramientas, enseres,… recopilados-, la rica gastronomía a elaborar con el fruto (la castaña) y cantidad de historias, leyendas, relatos, curiosidades,…
    Por si fuera poco, una de las aspiraciones más sentidas es la consecución de un Parque Temático sobre la Trufa y los Hongos, único en su clase en el Bierzo.
    De esta manera, el Alcalde-Regidor de Berlanga del Bierzo no se cansa de demandar financiación para este proyecto. Así, también como Consejero Comarcal del Medio Rural, demandó un desbloqueo rápido de los fondos Miner, a fin y como objeto para poder desarrollar en su municipio una iniciativa Integral en torno al Centro de Interpretación de la Trufa y del Castaño, con la creación de un espacio museístico a través de una inversión cifrada en 400000€, que acumula ya más de dos años de retraso.


    MISCELÁNEA DE NOTICIAS:
    Se ha de proponer parte del trazado del antiguo CV 12615, correspondiente a Diputación, como guía para la continuación de la Autovía Toreno-Villablino, en dirección Fabero primero, para retornar a la Comarcal 631 en Anllares (Páramo del Sil).
    La archinombrada mina a cielo abierto “Gran Corta” de Fabero será ampliada hacia terrenos del término de Berlanga. El “Grupo Inglesa”, promotor y solicitante del incremento en la explotación, perteneciente a Unión Minera del Norte, S.A., ha sabido ya de la salida a información pública de la Declaración de Impacto Ambiental (D.I.A.) preceptiva por parte de la Derección General de Prevención Ambiental y de Ordenación del Territorio de la Consejería de Medio Ambiente, conforme al proyecto de explotación de carbón a cielo abierto (BOCyL, 26-08-2009).

    ANTEPASADOS PRÓXIMOS:
    Según se puede leer en el Informe de Madoz, aplicable con pequeñas variaciones a casi todo el Siglo XIX, “…San Juan Bautista … una ermita en que apenas cabe un sacerdote (San Pedro y San Pablo y el Cristo de la Carrera); y una fuente con el antedicho nombre de muy buenas aguas… La industria y el comercio se reducen a hilar y curar lino las mujeres, para hacer lienzos que tejen ellas mismas…; tejen también manteles y servilletas. Los hombres se dedican, además de a los trabajos de campo, a la fabricación de peines para tejer los lienzos.”
    MARCELINO B. TABOADA
Leer más...

La Leitosa

La Leitosa

Introducción

            La Leitosa es una de las grandes explotaciones auríferas romanas en la comarca del Bierzo, eclipsada sin duda por la magnitud de “Las Medulas”, pero que, con los 40 millones de metros cúbicos de tierra removidos durante la explotación, bien merece una visita. Está en las inmediaciones de Paradaseca en el municipio de Villafranca del Bierzo.  

Aproximación.  

            El itinerario comienza en Veguellina, en el Valle del Burbia. Para llegar a Veguellina tomaremos la carreterilla que, desde el centro de Villafranca del Bierzo, se dirige a Paradaseca que seguiremos hasta poco antes de este pueblo. Después de cruzar el río Burbia, cuando ya casi estamos coronando la subida que nos permitirá una esplendidas vistas sobre La Leitosa y todo el itinerario, nos desviaremos por la carretera que sale hacia nuestra derecha continuando hacia Ribón y Veguellina. Aparcaremos el coche en este pueblo.

Ruta

Itinerario.  

            Seguiremos, desde Veguellina, un camino que continua río arriba, un poco por debajo de la carretera, hasta cruzar el río Burbia por un hermoso puente. Volveremos río abajo por la otra vertiente siguiendo el camino. En la bifurcación seguiremos el camino de nuestra izquierda que nos llevará directamente a la cuenca resultante de la explotación minera. Bordeando picachos y barrancas nos internaremos en la parte de nuestra derecha de la cuenca y ascenderemos hasta el collado sin perder el camino. Iniciaremos ahora la subida frontal al mogote que cierra la explotación por un precario senderillo casi cerrado por el matorral de urces y no fácil de seguir. Cruzaremos los restos de un canal y de un depósito de agua usados para la explotación y proseguiremos por el borde de la cuenca hasta lo más alto. Desde Veguellina habremos empleado alrededor de una hora y media.  

Otros itinerarios.  

            Es posible llegar al collado inmediato a la explotación en coche. Desde la carretera que hemos seguido para llegar a Veguellina, poco antes del puente que cruza sobre el Burbia, tomaremos la que sale por la derecha y sube ladera arriba en dirección a Paradiña. Cuando ya está en las proximidades del cordal e inicia el descenso a Paradiña, sale una pista, por la izquierda, que sigue próxima al cordal. Nos lleva directamente a la parte alta de la explotación. Esta pista continúa, en relativo buen estado, hasta encontrar la carretera que lleva a Burbia algunos kilómetros más adelante.  

Descenso.  

            Lógicamente es posible regresar por el  mismo itinerario pero es mejor seguir la cresta hasta el próximo collado y descender por unos senderillos que recorren el borde norte de la explotación hasta encontrar el camino por el que llegamos, lo que nos dará una perspectiva distinta. En el regreso emplearemos alrededor de una hora y media.  

Observaciones

Paisaje.  

            Es un extraño paisaje de picachos de barro de un rojo encendido, entre el verdor de las encinas y los castaños, rematados por el rojo paredón del límite de la explotación algo acarcavado. En la parte alta el horizonte se dilata y, hacia el este, destacan lo que sería restos de algunos castros utilizados para la protección del yacimiento y de sus frutos. En otoño el verdor de los castaños toma tonos dorados verdaderamente impactantes.  

Fauna.  

            Hay corzos y jabalíes. Es posible ver perdices o conejos y, tal vez, algún zorro.  

Flora.  

            Sotos de castaños y bosquetes de encinas o de roble melojo.  

Riesgos.  

            Ninguno en el recorrido excepto en lo más alto en caso de tormenta. Si se abandona el camino el riesgo de extraviarse entre el intrincado matorral es alto, y también el de caída por las pronunciadas pendientes de las barrancas o si se acerca uno en exceso al borde del vacío.  

Mapas.  

            Mapa nº 126 del Instituto Geográfico Nacional a escala 1: 50.000.


Ivo García Álvarez
Leer más...